Aprobación del Presupuesto 2016

Concejo Municipal - Actividad Legislativa 08 de abril de 2016 Por Lisandro Marsico
Seguiremos insistiendo con un Presupuesto claro, transparente y con la información suficiente para analizarlo y debatirlo. Una ciudad como ‪Rafaela‬ debe tener una Presentación de Presupuesto más confiable y detallada de cómo se van a destinar los fondos públicos
presupuesto

Así reflejó la sesión Diario Castellanos

Pasadas las 8 de la mañana de ayer, los concejales de la ciudad se dieron cita en el recinto para la última sesión -extraordinaria en este caso- del presente año, con la incertidumbre de no saber, hasta ese momento, si se terminaría aprobando o no el proyecto más importante del día: nada menos que el Presupuesto 2016.
Luego de dos horas de intenso debate sobre este punto específico, los ediles dieron el aval, argumentando desde la oposición que no era su intención quitarle instrumentos al Ejecutivo para gobernar, aunque no sin antes plantear su discrepancia con algunas cuestiones, sobre todo con la estructura del Presupuesto, a la que tildaron de obsoleta.
Estas diferencias fueron expresadas con gran énfasis, principalmente por parte del pedepista Lisandro Mársico, sobre quien se posaron todas las miradas cuando inició una de sus alocuciones, ya que de antemano se preveía que iba a ser uno de los más enérgicos opositores. Mársico citó como referencia el libro "Presupuesto", editado por el exintendente de la ciudad Ricardo Peirone, donde se explica cómo diagramar un proyecto de estas características y dijo que "no hay que perder el tiempo en inventar nada, está todo hecho: un Presupuesto por metas, con objetivos, sacando un costo unitario también y no solamente con el costo total; eso es lo que pedimos, por eso quiero enunciar que este Presupuesto que hoy trajeron, falleció".
Las afirmaciones del representante del FPCyS estuvieron emparentadas con las de sus compañeros de bloque. Germán Bottero reconoció inicialmente que el Ejecutivo hace bien desde 1991 el hecho de presentar en tiempo y forma el Presupuesto. "Lo que no está tan bueno es el sistema que utiliza para presentarlo: es el mismo desde hace 24 años. Está más cerca del Siglo XIX que del XXI. Se ajustan algunas cuestiones en base a la inflación, se agregan unas partidas y se quitan otras. Pero es siempre el mismo sistema", denunció. "¿Hasta dónde vamos a votar un Presupuesto que consideramos vetusto?", agregó en la misma línea. Natalia Enrico, en tanto, dijo coincidir con sus pares y afirmó que "este es el último año que votamos a favor de este Presupuesto, en 2016 deberá presentar modificaciones, de lo contrario nos opondremos".
El oficialista Jorge Muriel fue uno de los encargados de defender el proyecto presentado por el Ejecutivo: "el Presupuesto es elaborado con una técnica y con todas las previsiones que tiene el equipo que lo realiza". Y aunque admitió que "se puede mejorar, sin duda es perfectible", remarcó que "no podemos decir que carece de técnica y mucho menos que es extorsivo. Incluso puede llegar a ser escaso por el escenario que vamos a tener en el 2016".

Mayor transparencia

Un viejo reclamo de la oposición volvió a hacerse presente ayer en el recinto del cuerpo legislativo. Fue en el momento en que se debía tratar el artículo sexto, el que, conforme al proyecto original, planteaba la facultad para que el Ejecutivo pueda redireccionar partidas. Dicho de otro modo, asignar recursos para determinado fin, desviándolos a esos recursos de su finalidad original.
Germán Bottero fue el primero en pedir la palabra en este sentido para explicar que "desde el Concejo debemos limitar al Ejecutivo, no por malos o desconfiados sino porque consideramos que se debe presupuestar de manera correcta y acorde". Asimismo, dijo entender que siempre hay imponderables en la gestión, y que muchas veces se debe gastar más de lo esperado, pero exigió que en estos casos los cambios sean vistos por los ediles.
Mársico, una vez más, subió el tono al pedido: "La rendición de cuentas es uno de los puntos fundamentales de la Democracia. Debe ser parte misma de la gestión: informar sobre la administración es la base de un buen gobierno. El vínculo entre el poder político y la ciudadanía debe contar con mecanismos que aseguren que las decisiones de los representantes responden a intereses de los representados", aseveró.
Inclusive al momento de su alocución recordó una frase de Luis Castellano: "El Intendente dice que ‘no les molesta que los controlen’, pero eso es mentira, sí les molesta", y pidió al presidente del cuerpo, Silvio Bonafede, que no se enoje ni exaspere ante cada reclamo o pedido de informes de la oposición. El doctor respondió diciendo que eso no es así, y pidió "no hacer show" en el Concejo.
En este sentido, todos coincidieron en apoyar dos modificaciones al proyecto original del Presupuesto, en ambos casos propuestas por el bloque del PRO.
La primera, del afamado Artículo 6º, en el cual en definitiva se cambió el ‘Inciso C’, que reza: "Cuando las partidas presupuestarias, Bienes de Consumo, Servicios no Personales y Bienes de Capital, superiores a $ 100 mil de cada una de las secretarías y subsecretarías  excedan en un 20% las sumas previstas en los anexos de la presente ordenanza, el DEM deberá informar y fundamentar al Concejo Municipal la necesidad de incremento de las mismas con el correspondiente origen de los recursos que debieran ser comprometidos para cumplir con tal erogación".
A su vez, unánimemente los ediles modificaron también el Artículo 7º, el cual determina que "en el caso de que existan mayores ingresos que los calculados, autorízase a dar por ejecución importes que excedan los originalmente previstos en "Transferencias" o "Erogaciones Figurativas" e informe al Concejo Municipal a través de nota escrita presentada por Mesa de Entradas de dicho Cuerpo Legislativo el monto y origen de dichos recursos".

Más personal a planta

En la última reunión que los concejales mantuvieron con referentes del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM), los gremialistas plantearon la necesidad de que se duplique el número de personal que será pasado a planta (de 50 a 100). Jorge Muriel explicó que esta situación se da "porque hay varias personas que ya vienen cumpliendo labor en el Municipio", con lo cual el oficialismo presentó una moción para pasar de 990 a 1.090 el total de empleados y reducir en su lugar hasta 350 el número de empleados contratados. "La mayoría estamos de acuerdo porque así lo hemos manifestado", enunció Hugo Menossi (PRO) en clara alusión a que casi todos terminarían apoyando la propuesta, algo que finalmente sucedió, mediante la modificación a otro artículo del Presupuesto, el cuarto.

La elocuencia del final

"Señores concejales, el Municipio de Rafaela tiene un Presupuesto para el 2016 aprobado, y con la convicción de que hemos dado un paso muy importante en este día, donde comprometemos al Ejecutivo y entre todos nosotros a tener el año próximo un Presupuesto presentado quizás de otra manera donde podamos tener otras posibilidades de análisis". Con esas palabras Silvio Bonafede dio por aprobado este Presupuesto que incluye una previsión de 694.021.752 pesos de recursos, y erogaciones por 688.818.278 pesos, lo que arroja un superávit de 5.203.474 pesos. Las palabras de Bonafede sonaron con cierto momento de alivio, luego de varias jornadas, y particularmente las tres horas de ayer, en medio de fuertes cuestionamientos por parte de la oposición, los que, en su aspecto central, fueron incluso asimilados por el bloque oficialista, tal vez más por su posición minoritaria en el cuerpo que por convicción.

Boletín de noticias