Mársico solicitó retomar el ritmo de las castraciones masivas

Concejo Municipal - Actividad Legislativa 18 de septiembre de 2020 Por PRENSA PDP
A continuación, se detalla el proyecto presentado en el cuerpo legislativo local
quirofano movil

El concejal del Frente Progresista Cívico y Social, Lisandro Mársico, presenta para su aprobación la  siguiente:

 

 

MINUTA DE COMUNICACIÓN

 

Este cuerpo solicita al Departamento Ejecutivo Municipal que, a través de las áreas que corresponda proceda a:

 

-Arbitrar los medios necesarios, a los fines de retomar el número y extensión del programa de castraciones diarias llevadas a cabo, con anterioridad al mes de Marzo del corriente año.

 

-Profundizar a través de los medios comunicación el programa de castraciones.  

 

 

FUNDAMENTOS

 

La Subsecretaría de Salud lleva a cabo un programa de castraciones que, regulado por la Ordenanza Municipal Nº 4.856 deben ser gratuitas, sistemáticas, extensivas, abarcativas, masivas y tempranas (es decir llegar a 5.500 castraciones anuales) de perros y gatos en los barrios de la ciudad, de acuerdo a un cronograma establecido por la Dirección de Zoonosis.

Este Programa constituye una política de estado de cuidado de la salud pública (comprendida por la salud humana, animal y ambiental según la OMS), a partir del control eficiente de la reproducción de perros y gatos, que actúa de forma preventiva, evitando la sobrepoblación de las especies y sus consecuencias: zoonosis, accidentes de tránsito, mordeduras, contaminación ambiental, abandono y sufrimiento animal. 

El objetivo es alentar la castración sistemática, extendida y gratuita de animales domésticos para hacer frente a una problemática preocupante del presente: la excesiva reproducción de perros y gatos, que ocasiona sufrimiento a los propios animales y a los vecinos en general.

Hasta Febrero de 2020, se trabajó un cupo promedio de 28 castraciones diarias más una jornada mensual de sábado donde se castraban 35 animales.

A partir de Marzo se interrumpió el trabajo, y con la situación de salubridad ya conocida, en Mayo, se retomó con solo 8 castraciones diarias, en dos sitios fijos de la Ciudad, REMA y ARPA, lugares donde se desempeñan los veterinarios que dispone el Municipio. Actualmente se trabaja un cupo de 19 castraciones diarias, restando de este número los turnos que fallan, los feriados y los paros municipales. La espera para conseguir un turno es de 30 días, período suficiente en el que las hembras, sobre todo en esta época reproductiva entran en celo y quedan preñadas. Además solo están pudiendo acceder al servicio aquellas personas que cuenten con vehículo propio o estén en condiciones de pagar el servicio de taxi de mascotas. Una gran cantidad de vecinos y animales queda prácticamente imposibilitado de acceder a la prestación, debido a sus condiciones económicas o de ubicación geográfica. 

Si el Estado castra, la población animal DEJA DE CRECER DESCONTROLADAMENTE, se estabiliza y es posible controlarla (atenderla, equilibrarla, mantenerla sana), el VECINO SE EDUCA, porque el animal castrado es más tranquilo, mas sedentario, familiero, guardián de la casa, menos agresivo, vive más sano y más años, se lo empieza a ver  como parte integrante de la familia y se lo va a cuidar como a uno más. Esta es la recomendación de la OMS.

La realidad es que, al suprimirse la actividad del Quirófano Móvil, ya que el rodado que cumple esa función, se encuentra afectado a cuestiones sanitarias relacionadas con la pandemia, frente al Hospital Jaime Ferré y al restringirse notablemente la cantidad de castraciones diarias, que lleva adelante el Municipio, se observa la proliferación de crías indeseadas, perros en las calles persiguiendo hembras en celo o solos, deambulando; comienzan a observarse más frecuentemente las peleas nocturnas de gatos, muchos anuncios de gatos desaparecidos y pedidos por castrarlos urgentes ya que están agresivos, orinan todo y se escapan (conductas hormonales) y son más las quejas de vecinos por accidentes y mordeduras. 

Otra de las consecuencias del panorama descripto son las enfermedades transmisibles, parásitos y sarna.

Resulta de suma importancia que se  coordinen los recursos existentes (4 veterinarios y sus asistentes, 2 instalaciones con quirófanos disponibles, disponibilidad de vecinales que piden castraciones en sus barrios y están libres de actividades por la cuarentena),  para volver al cupo promedio de 28 castraciones diarias y  trasladar el servicio, al menos, a los barrios más necesitados.

 

Boletín de noticias