Se aprobó el proyecto de Lisandro Mársico sobre la creación de un Registro de Deudores Alimentarios

Concejo Municipal - Actividad Legislativa 21 de noviembre de 2019 Por Prensa PDP
En la sesión del día jueves 21, se aprobó por unanimidad el proyecto del Concejal Lisandro Mársico sobre Deudores Alimentarios.
LM

Según lo expresado por el concejal Mársico, «el proyecto se basa en la presentación de un certificado, que puede tramitarse en los tribunales de la ciudad de Rafaela, en donde se deja constancia que funcionarios del Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) y del Concejo Municipal y proveedores y contratistas del DEM y del Concejo no sean deudores alimentarios. En caso de que se dé una situación semejante, «el funcionario no podría estar en su cargo, ni tampoco la persona, el privado, ser proveedor o contratista del Estado. Asimismo, a ésto se suma la adhesión de la Ley provincial Nº 11945 de «Registro de Deudores Alimentarios Morosos», comentó.
En este sentido, Mársico expresó que «la finalidad es proteger a los sectores más vulnerables, en este caso a los niños, contra los abusos de aquellos que, debiendo cumplir su obligación alimentaria, decidan deliberadamente y en perjuicio de su familia, eludir dicha obligación».
Cabe destacar que este proyecto está basado en la Convención de los Derechos del Niño, que es un tratado internacional adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, que reconoce los derechos humanos de todos los niños, niñas y adolescentes. Establece que los Estados que lo ratifiquen deben asegurar de manera obligatoria que todos los menores de dieciocho años gocen de los derechos contenidos en él sin distinción de raza, color, idioma, nacimiento o cualquier otra condición del niño/a, de sus padres o de sus representantes legales. Nuestro país ratificó la Convención en 1990 y en 1994 le otorgó rango constitucional. Mársico resaltó que «la sanción de este proyecto es un avance en lo que hace a la defensa de los derechos del niño, en este caso, a recibir alimentación y todo lo que implica la cuota alimentaria». En cuanto a las modificaciones que se introdujeron al proyecto, explicó que «consideramos no hacerlo extensivo respecto a las habilitaciones, esa parte, que estaba incluida en el artículo 6º, se reformó por la posibilidad de habilitar un comercio o una industria y si ponemos una traba, eso sería como negar el hecho de que el alimentante tenga una razón para poder alimentar a su hijo y de que el alimentado, a través de sus abogados, pueda ir por la cuota alimentaria a esa persona que está habilitando un comercio. La idea es que el certificado se presente de forma anual porque de lo contrario, la medida se tornaría impracticable desde lo operativo», finalizó el edil.

Te puede interesar

Boletín de noticias