Predio propio para el Club Ciclista

Concejo Municipal - Actividad Legislativa 08 de agosto de 2017 Por Lisandro Mársico
Prsentamos un proyecto de ordenanza
IMG-20170807-WA0204

Visitamos el Club Ciclista de Rafaela, recorrimos sus instalaciones y nos entrevistamos con su Presidente, Adrián Dellatorre, e integrantes dela Comisión Directiva, quienes nos manifestaron la necesidad de concretar un anhelo muy importante para el Club, tener su predio propio, por lo que nos propusieron que el Municipio proceda a donar el inmueble que están ocupando actualmente.

En  el año 1989, la Comisión del Club Ciclista de Rafaela solicita la donación al Municipio Rafaelino de un terreno ubicado en la concesión 345, cual uno de sus objetivos era la construcción de un velódromo y de un edificio alojamiento deportivo, así es que el 17 de Enero de 1990, se sanciona la Ordenanza Nº2350, que autoriza al Departamento Ejecutivo Municipal a ceder en calidad de préstamo y a título precario, por el término de 50 años al Club Ciclista de Rafaela el predio de referencia, de esta manera Rodolfo Muriel, Intendente de la ciudad por aquel entonces, el 26 de Enero de 1990, celebra un contrato de cesión entre el Club Ciclista de Rafaela y la Municipalidad de Rafaela, mediante el cual el Ente Municipal Local entregó el inmueble.

Ante la solicitud puesta de manifiesto por el Presidente del Club, trabajamos en un Proyecto de Ordenanza que establezca la donación del sitio, con el cargo de que el Club Ciclista de Rafaela, destine el predio a la práctica del ciclismo.

A raíz de esta situación de precariedad por la cual está cedido el inmueble, resulta complejo poder acceder a programas nacionales y provinciales que brindan fondos para solventar obras de infraestructura y equipamiento, además, si hoy, el Municipio decidiera rescindir el convenio lo podría hacer con una simple notificación, que incluso no generaría ningún tipo de resarcimiento al Club; o al vencimiento del préstamo, el Municipio resolviera no renovar el contrato, sería la sentencia de muerte del Club, porque según el acuerdo, todas las obras y mejoras que se efectuaron pasarían a propiedad del Municipio, como ser, el velódromo, el acondicionamiento del salón, lo que incluyó adaptar la construcción para albergue deportivo, el arreglo de sus paredes, pisos y techos, además de  construirse baños, asadores y la vivienda del cuidador.

Se torna necesario y oportuno que la Municipalidad de Rafaela convierta la situación de precariedad, que en la actualidad ostenta el Club Ciclista sobre el inmueble mencionado, en un derecho subjetivo a través de la donación del mismo.

Boletín de noticias