Los desafíos del Concejo y la oposición para este 2017

Concejo Municipal - Actividad Legislativa 19 de enero de 2017 Por Lisandro Mársico
Conversamos con Diario Castellanos. Aquí la entrevista textual.
74864-0000

El concejal pedepista (FPCyS) Lisandro Mársico visitó la redacción de Diario CASTELLANOS para dialogar sobre los  temas más importantes que deberán estar tratándose desde el legislativo local durante este año. 
El desafío de trabajar sobre estos proyectos (algunos pendientes desde hace muchos años) deberá concretarse en el medio de un clima electoral en el que la mitad de los ediles buscará renovar su cargo. Y de un año que se vislumbra, al menos, intenso en lo legislativo, considerando que el tema climático se discutirá también dentro del Concejo. Unas de las cuestiones sobre las que más se debatió tras las tormentas de principio de año, fue el arbolado público, algo con lo que Mársico viene insistiendo desde hace tiempo. 
«La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático terminó con la adopción del Acuerdo de París que establece el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020. Se trata de un acuerdo histórico, que promueve una transición hacia una economía baja en emisiones y resiliente al cambio climático. Es un texto que refleja y tiene en cuenta las diferentes realidades de los países, es justo, ambicioso, duradero, equilibrado y jurídicamente vinculante», expresó. 
«En relación al planteo sobre este tema que ha formulado el Intendente y su relación con el arbolado público,  desde el primer día que entre al Concejo Municipal vengo insistiendo en la extracción progresiva de especies añosas y que causan daños en las propiedades, con la posterior y correspondiente reforestación. Durante el 2016 se hizo poco, incluso se agravó la situación y los resultados negativos están ahora a la vista con los fenómenos climatológicos que sufrimos. Por eso, es bueno que el Intendente se haya dado cuenta de esto y comience en el corto plazo a extraer árboles que causan daño, y en el mediano plazo trabajar en la diagramación y reorganización de los espacios públicos», consideró. 
En relación a los otros puntos que se plantearon desde el DEM, «seguramente a comienzos del período ordinario vamos a estar tratando el proyecto ordenanza que está relacionado con los eventos masivos y las acciones preventivas que se deben llevar a cabo, para prevenir posibles daños sobre las personas».
Mársico comentó que en una reunión con el Intendente se habló de trabajar con las barreras forestales, que son muy positivas a los fines de proteger a la ciudad de los vientos. «Toda medida que se lleve adelante en este sentido va a tener el apoyo del Concejo y nosotros vamos a dar los instrumentos y las herramientas necesarias en lo que tiene que ver con lo presupuestario para que el Ejecutivo tome las medidas necesarias para mitigar los efectos adversos que produce el cambio climático, y tener la preparada la ciudad para eso». En este sentido, «la barrera forestal es uno de los mecanismos a estudiar y a llevar a cabo a los fines de neutralizar la acción de los vientos».

Límite agronómico

Otro tema que ronda en las comisiones y los debates del Concejo desde hace años (y que no fue tratado en 2016), es el tratamiento del proyecto de ordenanza que establece el límite agronómico para controlar fumigaciones. La iniciativa, reingresada por el ex concejal Daniel Ricotti en 2014, perdió recientemente estado parlamentario nuevamente.
Según el plazo dispuesto por el Concejo, el Instituto para el Desarrollo Sustentable (consultado para emitir una opinión al respecto) debe presentar el informe no vinculante en torno a este tema en el mes de febrero, plazo máximo que el legislativo otorgó.  
Y el Concejo deberá avanzar al respecto. «Debemos sancionar la nueva ordenanza de agroquímicos. Si bien es una obligación de los legisladores provinciales reformular la Ley Provincial de Productos Fitosanitarios Nº 11.273 y nosotros aplicar directamente esta legislación, los diputados y senadores provinciales hasta ahora no cumplieron con su deber, y han desatendido este tema tan importante»
En este punto, comentó que «en la ley provincial actualmente no hay límite de fumigación para el glifosato», que «ya dejó de ser un producto de banda verde, según la Organización Mundial de la Salud. Entonces, hoy, según la ley provincial, se puede fumigar con glifosato sin tener ningún límite: hasta donde llega la línea del campo, sin importar si hay alguna casa». 
«Ante esta grave omisión de los legisladores provinciales, ahora les cae a los municipios la responsabilidad de legislar. Nosotros debemos evaluar y repensar el  límite agronómico, ya que estamos facultados para eso», opinó.  Aun así, «hasta que no se tome un piso provincial, cada localidad va a adoptar una legislación –porque cada una tiene la potestad de legislar sus metros- y pueden ser discordantes una de la otra». En este sentido, «la legislación provincial choca con lo de Rafaela Metropolitana».
En relación a los motivos por los que es una iniciativa que «da vueltas» desde hace años por el Concejo sin llegar al recinto para ser votada, Mársico indicó: «lo que sucede es que no nos ponemos de acuerdo con la cantidad de metros. La ordenanza que presentó el justicialismo está bien hecha, yo comparto ese criterio. Nosotros no teníamos discordancia y teníamos un sistema de control acorde a lo que son las prácticas de fumigación. Pero no nos hemos puesto de acuerdo con el tema de los metros». Y en este punto, agregó: «no va a haber votos concordantes, no va a salir un proyecto por unanimidad, es muy difícil. Ya Germán Bottero anticipó una posición, y el peronismo va con los 200 metros. Tenemos que acordar una distancia y sino llevarla directamente a votación». 

Órgano de control, el tema fuerte de la oposición

En lo referente  a la Unidad de Control Municipal (UCM), la propuesta conjunta de la oposición que busca crear un órgano de control municipal externo, Mársico comentó que el proyecto ya está presentado pero que están dispuestos a escuchar sugerencias y cuestiones que se deseen reformular o agregar, aunque la esencia  del mismo se va a mantener. 
«Tenemos intención de aprobarlo este año, y que tenga una imputación presupuestaria para el 2018, para que empiece a regir ese año», señaló. «Pero esto no invalida que nosotros escuchemos algunas cuestiones que impliquen reformular el proyecto, porque de hecho ya nos han manifestado algunas sugerencias. Ya hubo algunas personas que se han acercado, que han podido acceder al proyecto y nos han manifestado algunas ideas».
Igualmente, el edil aclaró «que en nada va a cambiar la idea medular que nosotros tenemos del organismo».
Más allá de tener la mayoría numérica como para aprobar el proyecto si así lo deseara, el concejal consideró que «el Intendente también podría vetar la norma. Nosotros no tenemos los dos tercios para poder confirmar la sanción del proyecto», en el caso de que el proyecto sea vetado, cuando vuelve al Concejo para ratificar la sanción del proyecto. «Pero en principio, como primera medida, más allá de que nosotros escuchemos a quienes quieran proponer alguna modificación sobre cuestiones puntuales del proyecto, estaría saliendo aprobado desde el Concejo, más allá de lo que haga el Intendente», remarcó. «Ahora que utiliza el veto propositivo, quien descarta que el Intendente no pueda llegar a proponer algo. Ahí vamos a tener que tener un diálogo con el Ejecutivo también». 
Además, expresó: «no creo que sea incompatible con el Convenio con el CIPPEC que celebró el Departamento Ejecutivo, son institutos totalmente diferentes y para nada incompatibles». 
También hizo referencia a la falta de respuesta de pedidos de informes importantes que se han aprobado el año pasado: «exigiremos  su cumplimiento y si continúa la morosidad en contestarlos, solicitaremos  la presencia en el Concejo de los funcionarios responsables de brindar respuesta. Si no quieren contestar por escrito, que vengan a explicar y a respondernos  al Concejo en pleno los interrogantes que le planteamos sobre temas sensibles y de los cuales insisto no tenemos respuesta».  

Área de género y geriátricos

Por último, el edil hizo referencia a dos temas fuertes sobre los que se hizo alguna referencia y algún trabajo inicial durante el año pasado, y que constituyen sin dudas desafíos para el presente.
«En relación a políticas de género, presenté una iniciativa concreta durante 2016: el botón de alerta para mujeres víctimas de violencia de género, que se aprobó en el Concejo, aunque el Intendente nunca se dignó a ponerlo en funcionamiento».
Además, remarcó su intención de apoyar la propuesta de Bottero sobre la necesidad de creación de un área de la mujer dentro del Municipio. «Si podemos crear esto este año, lo vamos a presupuestar para el año que viene». 
Por otra parte, hizo referencia a la imperiosa necesidad de legislar también sobre el funcionamiento de los geriátricos locales, otra deuda pendiente que tiene el Concejo. «Se está esperando un acuerdo con la Provincia por el tema de la delegación de facultades de control, pero esto se tiene que resolver. Es una deuda pendiente que tenemos, por más que esté pendiente el convenio con la provincia, nosotros tenemos que dar una solución a esto, legislar al respecto y avanzar al respecto», 

Boletín de noticias